breves, conclusiones

Mi Santísima Trinidad

No puedo evitar la mueca de satisfacción y el morbo de que no sepan quien soy,  y yo lo sepa todo de  ellos, Sí.  La conoces?

Colarme de nuevo en la noche de las noches para el amante del terror, donde años atrás fui la reina de los gatos, la dueña de la luna, la dulce demacración que todos querían tocar y la rebelde que se inventaba la causa por no saber destilar.

Bebí un trago de la cerveza de moda cuando mi amiga sorprendida, me susurro al oído entre tanta música sin sentido – ¿Tanto has cambiado, que no te reconocen si no te miran a los ojos?–  fue cuando  la cerveza pasó de golpe al fondo de mi estomago. Le conteste con con mi media sonrisa escaneando a cada individuo que tenía enfrente de mi bailoteando, como si de actores se tratase y yo fuera la guionista que tenia el transfondo de cada personaje mezclada con cada una de mis siete vidas. Recuerdas?

Llegué a la conclusión  que cuando eres aprendiz de todo y maestra de nada, tu naturaleza te hace ser esclavo de la curiosidad, de estar hoy aquí y mañana donde el atún este mas fresco, siempre sabiendo que paso debes dar aunque no sepas muy bien  con quien.  Piensa.

Comencé a recordar cada peldaño que me ha hecho bajar al infierno para fraguar al fénix que soy, pues el que más y el que menos ha tenido su infierno peo ahora con callos en los pies, no duele recordarlo, mas bien sorprende el como se pudo malvivir así. mi truco fue la energía de mis tres personalidades nacidas del hiperactivismo y la sed del buen saber. Sabes?

Salí al exterior de esa sala, tenia que saciar los pulmones y no con oxigeno precisamente.

Menudo desfile, No paraba de ver actores secundarios de mi vida, caras conocidas y lo inevitable me azotó la mente  a analizando «mi santísima trinidad»:

Luna la misteriosa y efímera que todo lo que le rodeaba era romántico, edulcorado y frío. Donde se cuentan leyendas e historias para no dormir aunque a mi me haga reír por el mito y el logos, que delgada línea.

El gato con su espíritu propio, libre e independiente, visceral y con mas de una pelea callejera en su lomo que pronto tendré que dejar marchar o matar para conocer a la mujer que tanto me estoy esforzando en crear entre idealizaciones, objetivos y méritos dándole la vuelta a las implantaciones sociales y patrones que te dan en un papel por nacer con mi género. Me han pedido mil veces que la dejase salir, pues a medida que pasa más tiempo  y se acerca la fecha del punto de inflexión, se deja ver mejor. Curiosamente estoy cómoda con ella, por él, por mi, por todos.

Pero aun no es el momento, debes esperar un poco mas…. no hay prisa Carolina.

(-Enchantée-)

Miaux Feline

 

Anuncio publicitario
Estándar
conclusiones, Sin categoría

En 40 minutos

oiuy

No suelo hacerlo, eso de mirar al suelo, pero me gusta como rebota mi fémur y todo lo que le envuelve y sigue  cada vez que piso con el pie izquierdo… y luego? Luego el derecho, pues cada paso que doy es un ola que va desde el asfalto fresco y desperezado de las siete de la mañana hasta mi cabeza recién despierta  en su máximo exponente, con cara de pocos amigos y aliento a café, tengo el tiempo contado.

Llego a escuchar con la velocidad constante, sin concentrarme, mi aliento entrecortado cuando acaba la canción en bucle que dentro de un par de días llegaré aborrecer pero es perfecta durante 40 minutos para ordenar el mundo interior.

Cosas pendientes por hacer, recordar la contraseña del ordenador de la oficina, las cosas que ya tienes hechas,verte en el reflejo de un portal y recordar si te peinaste o no, cuantos días llevo sin hablar con mi madre por dejadez, que sueños quedan por cumplir antes de los 30… y luego? que falta en la nevera, dar gracias al universo y tu suerte labrada por derecho, pensar en cuantos corazones vas a romper, sacar la improductividad del día anterior, calcular la edad del perro que pasea la señora que se cruza dándote los buenos días, pues siempre es ella y siempre es el mismo perro, preguntarse si los días que no me ve piensa en mí como pienso yo si es feliz a esa edad cuando dejamos de tener contacto visual para seguir nuestros caminos.

Es la medida perfecta que debe durar un hombre entre las sábanas, el tiempo de la siesta, 40 minutos,lo que merece un buen capitulo de una serie, minutos de silencio que parecen 40 segundos, un parto, los viajes estáticos del tercer satélite que unas veces tardan eso, 40 minutos, hasta tener clara su órbita, otras se pierde, como los calcetines en los 40 minutos del programa de la lavadora.

LLego a notar con la velocidad constante, sin concentrarme,  la fricción de mis neuronas productivas con cada conclusión, que no son pocas. Apretando el abdomen y subiendo la temperatura con la cabeza alta me permito el lujo de cerrar los ojos e ir de autómata por la vida al ritmo que marcan los semáforos cuando no me frenan, No se contra quien voy,  tengo el tiempo contado cuando noto esa fragilidad ,se acaba el tiempo,ya estoy llegando y  tengo que  salvar el mundo, ( mi mundo) cada día-

solo necesito  esos 40 minutos y no olvidar porque estoy aquí.

Miaux Feline

 

https://www.instagram.com/p/BWhNiUVgaGt/?taken-by=miaux_feline

Estándar
Sin categoría

Terminología extranjera con sabor a «detox» y buen partido de baloncesto

Parece que alguien haya cogido diferentes elementos de lo que se entendía de algo aceptado como normal cual ingredientes de un batido detox verde mañaneros de estos que están de moda para liberarte de la culpa del atracón de patatas fritas de la noche anterior, haya apretado el botón de la batidora , las cuchillas hayan hecho su efecto sin afecto a esos ingredientes y haya servido un elixir liberador dándole una terminología extranjera.

Yo se quien es ese alguien, es el niño con gafas de hace veinte años que le compraban unas nuevas cada dos meses y no precisamente porque se les cayese al suelo por jugar sin miramiento , hablo del extranjero tratado como extraterrestre pues por aquel entonces el mundo aun andaba «ordenado» y era raro ver a otro ser de piel mas oscura y no por el sol; Hablo de la chica pecosa con pensamiento acelerado y alta capacidad de retención donde tenia miedo de decir y saber todo lo que sabe y dice en la biblioteca en voz baja mientras creía firmemente que llevar una falda corta no era signo de éxito.

Hablo del niño que no fue rudo, del pequeñajo de la clase, del niño que se ha enamorado de su mejor amigo y no lo entiende, hablo de la chica que le creció sus senos antes que sus fémures, hablo de los incomprendidos que sintieron el exilio social pues esos niños  han crecido y apretado el botón pues ellos ahora son los lideres de las empresas, las mujeres brillantes y pioneras, y los hombres mas fascinantes mientras que el frustrado abusador que les atormentaba de pequeños se conforma con llegar mediocremente a fin de mes.

bullying-1

Pues verás, conversando con algunos de esos niños crecidos me hablaron de su experiencia con la terminología extranjera acabado en ing y arrollante como un toro, bullying, y  curiosamente con un batido en la mano;  mientras hablaban algunos se les invirtió la comisura de los labios, entendí que trivializado el tema estaban aun supurando las viejas heridas, en cambio otros lo hablaban como azaña de superación y ensimismada en el lenguaje corporal sin perder la comprensión de lo que decían uno me pregunto, – y tú?

No sabría decir si como me comporte fue sincero en el momento, pues me evadir con el trago del  batido enriquecido en vitamina C para salir del paso y no conteste, pero mi cerebro si que contesto internamente devolviéndome una pelota de baloncesto, pues  mi cerebro ha  llego al archivo de la única vez que ahora con el tiempo se que sufrí la terminología extranjera pero que en el momento mi madre lo aplacaba y transformaba en fuerza y honor pues se convirtió ese capitulo en esencia de mi YO, (posiblemente si escribiese una autobiografía este capitulo estaría en el top)

Todo vino porque mi madre me dijo en una ocasión mientras yo jugaba con una pelota con unos siete años «Que bien botas la pelota podrías ser jugadora de baloncesto» y yo me lo tomé como proposición y mientras esperaba a mi madre en los días de actividades extra escolares a que viniera a por mi, miraba  a las chicas mayores del equipo de basket entrenar, tan altas ágiles, bellas y fuertes , la impulsividad que a día de hoy me sigue caracterizando me empujó a la entrenadora, la interrumpí y le dije quiero jugar, ella me miro desde las alturas tiernamente , pues una mocosa pelirroja le estaba hablando y cuando supe que capte su atención le dije mira se botar la pelota y empece torpemente pero segura a botar mi pelota de plástico. No se si le pille en la hora tonta o mi faceta descarada le hizo gracia pero me dijo: -coge una pelota de verdad- yo y mi satisfacción estuvimos botando la pelota dura de basket toda la tarde hasta que mi madre vino a buscarme, le abrace y dije mama me he apuntado al equipo como me dijiste , ella sorprendida supo la potencia e importancia de unas palabras de madre cariñosa puede desencadenar. Insisti que si que me había apuntado y le lleve hasta la entrenadora que estaba recogiendo el material.

Las dos mujeres comenzaron hablar , yo entre ellas les miraba, nunca olvidare la cara de mi madre de confusión y sorprendida mientras la entrenadora le explicaba que aunque no había equipo para niñas pequeñas le hice tanta gracia que ha decidió que si con su consentimiento maternal me dejaba ir a entrenar dos veces a la semana, mi madre aceptó debido a mi ilusión, pero lo que no sabia ni ella ni yo y probablemente lo sabrá cuando lea estas palabras es que en esa ilusión me tiro a las leonas adolescentes que meses después se metían conmigo en el vestuario porque mi madre aun me ayudaba a vestirme o atarme los cordones y ellas tenían pudor hormonal de que estuviera mi madre  allí,  a las mismas fieras que cuando podían me tiraban balones a traición con toda su fuerza cuando entrenaba con ellas :a la espalda, a la cabeza cuando la entrenadora se descuidaba, las mismas que no me hablaban que yo las veía y todo lo que admiraba de ellas se giraban como víboras enseñándome sus dientes, zancadillas, tirones de pelo y yo me dejaba era la pequeña, lo veia como comportamiento normal de chicas grandes; Aun sabiendo que por edad nunca podría jugar el partido delos sábados  de la federación por mi corta edad yo me esforzaba al máximo, porque no tenia nada mejor que hacer , (nota: si no lo as hacer como la que mejor ni te molestes en intentarlo, es ley).

Recordando lo crueles y sibilinas que fueron esas chicas aquellas tardes de mi vida, vino a mis papilas gustativas el sabor del batido, entendí ahora de adulta que eso era una terminología extranjera en toda regla y que lo bloquee de mi memoria tras la llegada del glorioso día,  donde una falló en el partido y se necesitaba una jugadora mas para que no se anulase, la entrenadora convenció al arbitro de mesa que la niña de la foto de la ficha era yo y no si el arbitro simplemente anoto los datos de la ficha sin ver la diferencia que la niña de la foto era rubia albina y yo pelirroja, o pensó que ya que se había levantado un sábado para pitar un partido de crías anularlo no le hubiese merecido la pena irse antes de la fiesta  que asistió con su novia la noche anterior.

Me puse el inmenso equipaje morado ,el numero 10 no lo olvido, y salí al campo con energía, ganas, miedo y felicidad , todas me miraban como con odio,  y el partido se redujo a un vacío hacia mi persona, me desmarcaba, corría como la que mas pero solo hacia eso correr, de campo a campo, levantar la mano para coger la pelota, y empece a enfadarme y llorar pero eso si , sin parar de correr, hasta mi rabieta se trasnformó en ira con consecuencia de un partido a tres, ellas, el visitante y la renacuaja que robaba los balones sin importar a quien,

Pau Gasol GIF - Find & Share on GIPHY

Hacia bandejas y marcaba tantos, me deje la vida en tan solo 15 minutos porque solo fueron 15 minutos donde forjaron  la llave de  cinco años de baloncesto donde seguía usurpando identidades hasta cumplir la edad para jugar, cinco años donde esas bellas arpías comenzaron a tratarme como igual, otras no me hablaron nunca aun llegando a ser base y capitana. poco a poco iban dejando el colegio,  y yo crecí hasta que me ficharon para un conocido equipo que curiosamente su nombre lo da la empresa  constructora de los edificios bursátiles donde hoy trabajo, Ros Casares, y que escribiendo ahora mismo me acabo de dar cuenta de una cosa: !Que curiosa, cíclica y divertida que es la vida! a la par que entre los agentes de mi oficina haya una chica de esas que me estiraban el pelo o pegaba balonazos que el que se levante y vaya a mear depende de mi decisión y por el bien de su vejiga y la venganza karmica la dejo marchar cuando lo necesite sin venganza alguna.

Yo soy la niña subestimada, que junto al niño gordo de la clase, con el niño amanerado, a la cuatro ojos y la de padres divorciados o junto a ti encendemos la batidora para que todos esos ingredientes del pasado vivido se transforme en energia suculenta diaria de los lideres del hoy, la diferencia ? que nosotros brindamos junto a quien nos subyugó y hacemos que corte ahora la lima limón, Pues la vida es ácida, amarga y porque si no pica no cura.

Miaux Feline

800px-Smith-College-Class-1902-basketball-team

Así posaban las pupilas de Berenson (la madre del baloncesto femenino) en el equipo de baloncesto del Smith College en 1902 (WIKIPEDIA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
conclusiones, Sin categoría

Según criterio de Regis el Bárbaro

Delimitando el libre albedrío y saltándonos lo políticamente correcto miro a los ojos a cada uno que se sienta delante de mí, disimulando como si escuchara música por mis auriculares, les miento, solo quiero oír sus voces para saber lo que dicen o no,me divierte, es un elemento de fantasía que utilizo cada vez que cojo el metro para ir al centro de la ciudad.

Más de un bucólico moderno juega a mi juego, ¿ Adonde irá ese chico que se ha pasado de colonia? Esa mujer cargada de bolsas y no de tiendas ¿la amarán en casa? El obrero sudamericano de botas sucias del trabajo ¿será un doctor en astrofísica que no le han validado sus diplomas para ejercer en nuestro país y por eso no tiene otra opción que ser un peón más en la obra?  no puedo evitar a jugar a quien sera el asesino en serie perfecto.

Mr Robot GIF - Find & Share on GIPHY

Seguramente os ha pasado alguna vez , que cuando alguien te comenta que se encuentra enfermo y  empieza a explicar los síntomas  te sientes identificado o cuando lees un cuadro clínico de una nueva enfermedad encontrada en Wisconsin, ( todas las enfermedades nuevas raras nacen allí, lo se) el poder de lo hipocondríaco hacen que sientas dichos síntomas? Pues a mi me pasa exactamente lo mismo pero cuando leo o escucho el perfil psicológico de un asesino en serie.

Me asusto de mi misma de saber que tengo el poder de matar a alguien y ser capaz de ya saber que hacer con el cadáver, me asombra tener la capacidad de manipulación porque eso es nato, lo llamo don, que con los años vas puliendo desde que te das cuenta en tu adolescencia que con tu mente puedes mover a los hombres a tu voluntad y conseguir de cualquiera cualquier deseo y capricho banal sin necesidad de tocarle. Pues es  todo un arte saber utilizar las emociones ajenas para utilizarlas contra o en beneficio a quien te las enseñó.

No veo mal bajo mi criterio ser hedonista o déspota, si sabes lo que quieres y como lo quieres para que ocultarlo. Hay que tener una personalidad de convicción con argumentos como escuderos, pero claro la gente confunde la seguridad en si mismo con la prepotencia y el despotismo ilustrado. Ese es mi «san benito» colgado por mi madre desde niña y que sospecho que no me abandonará hasta que vuelva a ser polvos de estrella ( aunque tampoco me pesa la verdad)

Si a esto le añades ser un poco presumido y no poder evitar mirarte en cualquier espejo o reflejo de algún escaparate tenemos un ingrediente más que alimenta el ego del asesino en serie: ser narcisista; y por suerte o desgracia para algunos yo peco y lo confieso.

Con la selección natural jubilada, y un sistema donde las leyes son del rico, llego a la conclusión que soy carne en potencia del criterio de Regis en el que el día menos pensado acabo con alguien que no se merezca vivir bajo mi punto de vista y le haga pagar por otros sin pensármelo mucho. Pero todo eso se disipa cuando veo sentarse a mi lado, en el vagón, una mujer con su hijo el cual me mira entre asustado y curioso regalándome una  sonrisa sincera  e inevitablemente mimetizo la acción con acto devolviéndosela.

No soy  Harold Shipman con complejo de edipo, ni Daniel Camargo ,  Charles Manson,      Ted Bundy aunque tenga su carisma y llegar a que una estrella del grunch como Blondie me dedique una canción, ni El mendigo asesino, el arropiero, el sacamantecas, la viuda negra, el monstruo de machala, pues al igual que tengo semejanzas no tengo tendencias necrómanas ni necrófagas , tengo diferencias ; Me alivia saber que no tengo la máscara de cordura que es el elemento esencial del manual del asesino en serie  (vamos que se me ve venir de lejos) por eso me reconforta y alivia que jamás seré uno de ellos, la humanidad puede respirar tranquila como el hombre que mira lascivamente en el metro a unas adolescentes que acaban de subir, también él puede respirar tranquilo hoy no le mataré…

pero  y tú?

16427302_1208147019222282_6000202206915220124_n

https://www.xatakaciencia.com/psicologia/test-de-empatia-para-saber-si-eres-un-psicopata

Miaux Feline

 

 

Estándar