Sin categoría

Terminología extranjera con sabor a «detox» y buen partido de baloncesto

Parece que alguien haya cogido diferentes elementos de lo que se entendía de algo aceptado como normal cual ingredientes de un batido detox verde mañaneros de estos que están de moda para liberarte de la culpa del atracón de patatas fritas de la noche anterior, haya apretado el botón de la batidora , las cuchillas hayan hecho su efecto sin afecto a esos ingredientes y haya servido un elixir liberador dándole una terminología extranjera.

Yo se quien es ese alguien, es el niño con gafas de hace veinte años que le compraban unas nuevas cada dos meses y no precisamente porque se les cayese al suelo por jugar sin miramiento , hablo del extranjero tratado como extraterrestre pues por aquel entonces el mundo aun andaba «ordenado» y era raro ver a otro ser de piel mas oscura y no por el sol; Hablo de la chica pecosa con pensamiento acelerado y alta capacidad de retención donde tenia miedo de decir y saber todo lo que sabe y dice en la biblioteca en voz baja mientras creía firmemente que llevar una falda corta no era signo de éxito.

Hablo del niño que no fue rudo, del pequeñajo de la clase, del niño que se ha enamorado de su mejor amigo y no lo entiende, hablo de la chica que le creció sus senos antes que sus fémures, hablo de los incomprendidos que sintieron el exilio social pues esos niños  han crecido y apretado el botón pues ellos ahora son los lideres de las empresas, las mujeres brillantes y pioneras, y los hombres mas fascinantes mientras que el frustrado abusador que les atormentaba de pequeños se conforma con llegar mediocremente a fin de mes.

bullying-1

Pues verás, conversando con algunos de esos niños crecidos me hablaron de su experiencia con la terminología extranjera acabado en ing y arrollante como un toro, bullying, y  curiosamente con un batido en la mano;  mientras hablaban algunos se les invirtió la comisura de los labios, entendí que trivializado el tema estaban aun supurando las viejas heridas, en cambio otros lo hablaban como azaña de superación y ensimismada en el lenguaje corporal sin perder la comprensión de lo que decían uno me pregunto, – y tú?

No sabría decir si como me comporte fue sincero en el momento, pues me evadir con el trago del  batido enriquecido en vitamina C para salir del paso y no conteste, pero mi cerebro si que contesto internamente devolviéndome una pelota de baloncesto, pues  mi cerebro ha  llego al archivo de la única vez que ahora con el tiempo se que sufrí la terminología extranjera pero que en el momento mi madre lo aplacaba y transformaba en fuerza y honor pues se convirtió ese capitulo en esencia de mi YO, (posiblemente si escribiese una autobiografía este capitulo estaría en el top)

Todo vino porque mi madre me dijo en una ocasión mientras yo jugaba con una pelota con unos siete años «Que bien botas la pelota podrías ser jugadora de baloncesto» y yo me lo tomé como proposición y mientras esperaba a mi madre en los días de actividades extra escolares a que viniera a por mi, miraba  a las chicas mayores del equipo de basket entrenar, tan altas ágiles, bellas y fuertes , la impulsividad que a día de hoy me sigue caracterizando me empujó a la entrenadora, la interrumpí y le dije quiero jugar, ella me miro desde las alturas tiernamente , pues una mocosa pelirroja le estaba hablando y cuando supe que capte su atención le dije mira se botar la pelota y empece torpemente pero segura a botar mi pelota de plástico. No se si le pille en la hora tonta o mi faceta descarada le hizo gracia pero me dijo: -coge una pelota de verdad- yo y mi satisfacción estuvimos botando la pelota dura de basket toda la tarde hasta que mi madre vino a buscarme, le abrace y dije mama me he apuntado al equipo como me dijiste , ella sorprendida supo la potencia e importancia de unas palabras de madre cariñosa puede desencadenar. Insisti que si que me había apuntado y le lleve hasta la entrenadora que estaba recogiendo el material.

Las dos mujeres comenzaron hablar , yo entre ellas les miraba, nunca olvidare la cara de mi madre de confusión y sorprendida mientras la entrenadora le explicaba que aunque no había equipo para niñas pequeñas le hice tanta gracia que ha decidió que si con su consentimiento maternal me dejaba ir a entrenar dos veces a la semana, mi madre aceptó debido a mi ilusión, pero lo que no sabia ni ella ni yo y probablemente lo sabrá cuando lea estas palabras es que en esa ilusión me tiro a las leonas adolescentes que meses después se metían conmigo en el vestuario porque mi madre aun me ayudaba a vestirme o atarme los cordones y ellas tenían pudor hormonal de que estuviera mi madre  allí,  a las mismas fieras que cuando podían me tiraban balones a traición con toda su fuerza cuando entrenaba con ellas :a la espalda, a la cabeza cuando la entrenadora se descuidaba, las mismas que no me hablaban que yo las veía y todo lo que admiraba de ellas se giraban como víboras enseñándome sus dientes, zancadillas, tirones de pelo y yo me dejaba era la pequeña, lo veia como comportamiento normal de chicas grandes; Aun sabiendo que por edad nunca podría jugar el partido delos sábados  de la federación por mi corta edad yo me esforzaba al máximo, porque no tenia nada mejor que hacer , (nota: si no lo as hacer como la que mejor ni te molestes en intentarlo, es ley).

Recordando lo crueles y sibilinas que fueron esas chicas aquellas tardes de mi vida, vino a mis papilas gustativas el sabor del batido, entendí ahora de adulta que eso era una terminología extranjera en toda regla y que lo bloquee de mi memoria tras la llegada del glorioso día,  donde una falló en el partido y se necesitaba una jugadora mas para que no se anulase, la entrenadora convenció al arbitro de mesa que la niña de la foto de la ficha era yo y no si el arbitro simplemente anoto los datos de la ficha sin ver la diferencia que la niña de la foto era rubia albina y yo pelirroja, o pensó que ya que se había levantado un sábado para pitar un partido de crías anularlo no le hubiese merecido la pena irse antes de la fiesta  que asistió con su novia la noche anterior.

Me puse el inmenso equipaje morado ,el numero 10 no lo olvido, y salí al campo con energía, ganas, miedo y felicidad , todas me miraban como con odio,  y el partido se redujo a un vacío hacia mi persona, me desmarcaba, corría como la que mas pero solo hacia eso correr, de campo a campo, levantar la mano para coger la pelota, y empece a enfadarme y llorar pero eso si , sin parar de correr, hasta mi rabieta se trasnformó en ira con consecuencia de un partido a tres, ellas, el visitante y la renacuaja que robaba los balones sin importar a quien,

Pau Gasol GIF - Find & Share on GIPHY

Hacia bandejas y marcaba tantos, me deje la vida en tan solo 15 minutos porque solo fueron 15 minutos donde forjaron  la llave de  cinco años de baloncesto donde seguía usurpando identidades hasta cumplir la edad para jugar, cinco años donde esas bellas arpías comenzaron a tratarme como igual, otras no me hablaron nunca aun llegando a ser base y capitana. poco a poco iban dejando el colegio,  y yo crecí hasta que me ficharon para un conocido equipo que curiosamente su nombre lo da la empresa  constructora de los edificios bursátiles donde hoy trabajo, Ros Casares, y que escribiendo ahora mismo me acabo de dar cuenta de una cosa: !Que curiosa, cíclica y divertida que es la vida! a la par que entre los agentes de mi oficina haya una chica de esas que me estiraban el pelo o pegaba balonazos que el que se levante y vaya a mear depende de mi decisión y por el bien de su vejiga y la venganza karmica la dejo marchar cuando lo necesite sin venganza alguna.

Yo soy la niña subestimada, que junto al niño gordo de la clase, con el niño amanerado, a la cuatro ojos y la de padres divorciados o junto a ti encendemos la batidora para que todos esos ingredientes del pasado vivido se transforme en energia suculenta diaria de los lideres del hoy, la diferencia ? que nosotros brindamos junto a quien nos subyugó y hacemos que corte ahora la lima limón, Pues la vida es ácida, amarga y porque si no pica no cura.

Miaux Feline

800px-Smith-College-Class-1902-basketball-team

Así posaban las pupilas de Berenson (la madre del baloncesto femenino) en el equipo de baloncesto del Smith College en 1902 (WIKIPEDIA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncio publicitario
Estándar

2 comentarios en “Terminología extranjera con sabor a «detox» y buen partido de baloncesto

  1. Manu dijo:

    Mucho hdp suelto en los colegios. Enhorabuena por la autosuperación, por luchar, por seguir adelante. A pesar de todo, no vamos a ser como esos hdp.

    Buen fin de semana =) .

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s